domingo, 14 de diciembre de 2014

Las manos rojo sangre del poder de los Mácbez


Foto de www.losmacbez.es

La ambición y la traición son elementos inseparables de la política y si traes a los Macbeth de Shakespeare hasta el 2014, casi da igual que sitúes al personaje central acuchillando en un pazo gallego, en un pasillo del Congreso o en una esquina de la Carrera de San Jerónimo. Tal vez por eso resulte tan espléndida la versión libre del clásico que, con el título de Los Mácbez, adaptación de Juan Cavestany y dirección de Andrés Lima, llevan al escenario los actores Carmen Machi y Javier Gutiérrez. Que si grandes son, aún más enormes se hacen en escena alimentados por la mezquindad, la impostura y los delirios que carcomen a los personajes centrales de esta tragedia y los conducen sinuosamente al abismo. Machi y Gutiérrez han cerrado este domingo una mini gira de tres días en el Cuyás de Gran Canaria y en el aire del teatro queda una interpretación ejemplar, el guiño de una actualización del guión casi en tiempo real a estos tiempos de Bankias y consortes tramposos (¿cómo explicar de otro modo que los personajes bromeen hasta con las tarjetas black?) y sobre todo una inquietante pregunta: ¿a cuántos políticos o ejecutivos tóxicos de los que conoces podrías colocar en el lugar de Javier Gutiérrez cometiendo asesinatos siquiera figurados?